Barefoot Wine & Bubbly es la marca de vinos más premiadas de Estados Unidos, al igual que su enóloga, Jennifer Wall, quien se caracteriza por hacer vinos varietalmente correctos, con énfasis en el sabor de la uva y amigables con la comida.