Desde 8 generaciones, la familia Boscaini se dedica a conservar la historia y tradición del Veneto mientras también busca mejorar sus prácticas de vinificación. Su equipo de investigadores trabaja con instituciones internacionales para modernizar y optimizar las prácticas usadas en su bodega. Esta bodega es un punto de referencia en el arte de producir Amarone a nivel mundial, constantemente innovando con el método del appassimento, que se ha practicado desde la época de los antiguos romanos. El apodo del Dr. Sandro Boscaini, el patriarca de la familia, es “Mr. Amarone”.